Limpiar un sofá tapizado puede ser todo un desafío cuando se trata de eliminar manchas de vino, chocolate o suciedad diaria. Afortunadamente, no necesitas meter tus muebles en la lavadora para dejarlos impecables. Existen diferentes métodos de limpieza que puedes emplear para eliminar esas manchas molestas.  

Desde productos comerciales hasta soluciones caseras, hay una variedad de opciones disponibles. Si te preguntas cómo limpiar tu sofá de manera efectiva, estás en el lugar correcto. A continuación, te ofrecemos algunos consejos y trucos útiles para dejar tu sofá como nuevo. 

¿Cómo puedo limpiar la tapicería de un sofá? 

Como nos comentan los expertos en sofás de Bianco Sofás, el sofá no solo se debe limpiar cuando se ha manchado, sino que el mismo siempre se debería limpiar de manera regular. El objetivo es eliminar posibles olores y la acumulación de suciedad que a simple vista no se ve. Recuerda, un buen mantenimiento ayuda a que la vida útil del sofá sea mayor. 

Una forma sencilla de limpiar tu sofá es usando una aspiradora de mano o la boquilla especial para tapicería de la aspiradora de bote. Asegúrate de ajustar la succión al nivel más bajo para evitar dañar la tela o el relleno.  

Si tu sofá es de cuero, utiliza plumeros secos para evitar rayones. Si las fundas son lavables, retíralas y lávalas según las instrucciones. Para eliminar la suciedad acumulada en las grietas, usa la herramienta para rincones de la aspiradora o un cepillo de dientes viejo.  

Para eliminar el pelo de mascotas, puedes usar un guante de goma o una media de nylon frotándolos sobre la superficie del sofá. Si tienes un sofá de cuero, utiliza productos especiales como jabón para cuero para mantenerlo en buenas condiciones. Para limpiar la suciedad de los sofás de gamuza, los borradores de suciedad son muy efectivos. 

¿Cuáles son las mejores formas de limpiar los sofás tapizados? 

En algún momento, es inevitable que tu sofá se ensucie más allá del polvo diario. Afortunadamente, si las manchas son leves, limpiarlas no es tan complicado. 

  • Suciedad suelta: Usa una aspiradora para quitar el polvo, pelos o migas. Para sofás de piel o polipiel, un paño de microfibra seco es suficiente para quitar el polvo. 
  • Manchas pegajosas: Utiliza agua tibia, preferiblemente destilada. Un paño húmedo puede eliminar fácilmente manchas pequeñas en tejidos gruesos y superficies lisas de sofás. Luego, sécala rápidamente. 
  • Derrames de líquidos: Actúa rápido y absorbe la humedad con paños de cocina o papel. Si es un sofá de cuero, incluso el vino tinto no será un problema. Pero en tapizados de tela, los líquidos pueden penetrar rápidamente. Para evitarlo, espolvorea sal común sobre la mancha y déjala actuar durante unos quince minutos. 
  • Consejo: La sal también es útil si tu mascota orina en el sofá; este truco funciona independientemente de lo desagradable que sea el líquido. 

¿Cómo puedo limpiar un sofá de tela? 

Si necesitas una limpieza profunda para tu sofá de tela, lo ideal es utilizar un limpiador a vapor o una aspiradora de líquidos en la posición más baja para evitar empapar el sofá. Para las manchas difíciles, puedes usar vapor con un cepillo y un paño de microfibra. 

Recuerda no frotar la suciedad, ya que esto solo hará que se adhiera más a la tela. Es mejor dar golpecitos suaves desde el exterior hacia el interior para evitar que la mancha se extienda. Evita usar paños de colores que puedan manchar la tela. 

¿Cómo puedo limpiar la tapicería si huele mal? 

Si percibes un olor fuerte en tu sofá, es importante investigar la causa. Aleja el sofá de la pared y verifica si hay humedad o moho, especialmente si la habitación es húmeda. El moho puede ser una causa común de olores desagradables. 

Si descartas el moho y encuentras otra fuente de olor, el bicarbonato de sodio puede ayudar a neutralizarlo. Espárcelo por toda el área afectada y déjalo actuar durante un tiempo antes de aspirarlo. 

Otra opción es utilizar una mezcla de agua y vinagre de manzana en proporción 2:1. Rocía esta solución sobre el sofá y deja que se seque. El olor a vinagre se disipará y ayudará a eliminar otros olores. 

¿Qué se puede usar para limpiar un sofá? 

Con la orientación de los expertos de Bianco Sofás, descubrimos que los productos de limpieza químicos deberían ser tu último recurso para tratar manchas si otras opciones no funcionan. Esto se debe a que estos productos suelen contener cloro y fosfatos, lo que no es sostenible. En muchos casos, puedes obtener buenos resultados con remedios caseros, aunque es importante tener en cuenta que no todos los productos son adecuados para todos los tipos de tapicería. 

  • Mezcla de detergente para lavavajillas, vinagre y agua: combina una cucharadita de vinagre y otra de detergente con agua en una botella con atomizador para crear un limpiador multiuso efectivo para manchas pequeñas y grasas. 
  • Limpiacristales o jabón: puedes utilizar el líquido de limpieza de ventanas no solo para ventanas, sino también para fundas de sofá de microfibra. También puedes disolver jabón de hiel en agua destilada y limpiar la cubierta con un paño humedecido con esta solución. 
  • Bicarbonato de sodio: este producto es ideal para manchas en tapicería tejida. Espolvorea bicarbonato de sodio en seco sobre la mancha superficial o trabaja con un poco de agua para manchas más profundas. Déjalo actuar durante la noche y luego aspira. Es importante probar la solidez del color del sofá antes de usar bicarbonato de sodio. 
  • Líquido para lavar platos o detergente para ropa: humedece un paño o esponja con una mezcla de líquido para lavar platos y agua para limpiar manchas en piel sintética. También puedes utilizar detergente en polvo para quitar la mancha con cuidado. 
  • Crema de afeitar: rocía crema de afeitar sobre la mancha en revestimientos de tela, déjala reposar y luego cepilla suavemente en la dirección de la fibra con un cepillo para tapicería. 

Si pones en práctica toda la información que te hemos mostrado en este artículo seguro que la tapicería de tu sofá quedará perfecta.